Juan Carlos Lora Ponce es Secretario General de la Sección Sindical Adif-Renfe – Sector Ferroviario CCOO d’Asturies

El ferrocarril está en deuda con Asturias, llevamos ya muchos años esperando que se nos ponga en la situación de un ferrocarril del siglo XXI.

Empezando de sur a norte contamos con que las infraestructuras que son tema del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) todavía están en el siglo XIX, con una rampa de Pajares muy castigada por los años, aún no ha llegado la Variante y los que nos queda hasta que llegue.

Aún hay que ver qué será lo que decidan desde Pola de Lena a Gijón para la ansiada Alta Velocidad Gijón-Madrid.

Gijón con una estación provisional que no acaba de arrancar la definitiva por los caprichos políticos que van cambiando la ubicación según quien esté gobernando y no digamos nada del tunelón que está llevando una inmensa cantidad de euros en su mantenimiento y todavía no se ve para cuando se acabará la famosa penetración del ferrocarril en la ciudad de Gijón.

Estas dos obras que en síntesis son vitales:

  • La Variante de Pajares que mejoraría la movilidad de los asturianos
  • La penetración del ferrocarril e Gijón que cambiaría radicalmente a la ciudad de Gijón, dándole para sus habitantes una mejora sustancial al tener una Superestación multimodal donde entrarían tanto el transporte por ferrocarril como el transporte por carretera.

Civia en Pte Los Fierros

Seguimos diciendo que la mejor ubicación de esa Superestación sería en La Calzada, con lo que la cicatriz del camino de hierro en la ciudad sería aún menor al no tener desde ese barrio un vía ferroviaria que cortara la ciudad en dos.

Si seguimos por el Ancho Convencional (AC) tenemos una estación de Oviedo con una concepción, de cara al viajero, mal diseñada para los tiempos en que estamos con la incorporación de los tornos para el acceso a los trenes de cercanías.

En Avilés estamos en una situación similar a la de Gijón, seguimos teniendo sin soterrar o variar el trazado del ferrocarril con el consiguiente perjuicio para sus ciudadanos.

Todo esto sucede en el trazado de vía que denominados AC que no es otro que las líneas de Cercanías Gijón-Oviedo-Pola Lena-Pte los Fierros; Oviedo-Langreo-El Entrego y Oviedo- Avilés-San Juan de Nieva, además de la línea de AV-Larga Distancia de Gijón-Madrid, Gijón-Alicante, Gijón-Valencia- Castellón y Gijón-Barcelona, pero Asturias también tiene el Ancho Métrico (AM) los trazados de la compañía FEVE que ahora están incorporados en Adif, la infraestructura, y en Renfe los trenes que circulan.

En AM también tenemos problemas, además de tener muchos kilómetros de vías ya que sus líneas van de Cercanías Gijón-Cudillero, Gijón-Laviana, Oviedo-Infiesto, Oviedo-San Esteban de Pravia, Collanzo-Baiña, además de los media distancia de Oviedo-Santander y Oviedo-El Ferrol.

Seguimos esperando por la finalización del soterramiento de Langreo que todavía está coleando después de haber realizado gran parte de él. La mejora de la línea Gijón-Laviana que está en fase de licitación, así como el pasar de bloqueo telefónico a bloqueo automático desde Infiesto a Cabezón y nos queda todavía el trayecto de Cudillero a Galicia en bloqueo telefónico.

El Berrón

También tenemos demasiados trayectos en vía única con el consiguiente perjuicio para los viajeros de pérdida de tiempo por la realización de cruces y la falta de electrificar los trazados como puede ser la línea Collanzo-Baiña, línea a la que se añade la dificultad de la reparación y conservación de los trenes al tener que realizar el trayecto hasta los talleres de El Berrón por el trazado de Baiña-Trubia línea que fue semiabandonada y que solo se utiliza para esa actividad y algún tren de mercancías de carbón.

Esto que a grandes rasgos es lo que está ocurriendo en Asturias sobre el ferrocarril desde el punto de vista de los viajeros, hay que añadir que el ferrocarril también mueve mercancías y ahí también tenemos déficit. El ferrocarril tenía que ser el modo en que se debiera transportar las mercancías que se generan en los puertos de Avilés y Gijón, sobre manera las mercancías pesadas y las peligrosas. En el caso de la Zalia de Serín, todavía estamos esperando por ella en AC, así como el ramal de Ence en Navia para sacar los productos de la papelera por el puerto de El Musel en AM.

En cuando a la Operadora que de momento es Renfe (la liberación de viajeros está a las puertas) tenemos que ahora con la pandemia aún no ha repuesto todas las circulaciones que quitaron en su día tanto en AC como en AM, así como AV-Larga Distancia, en la que solo tenemos dos relaciones a las 10,50 Gijón-Madrid-Castellón y a las 17,50 Gijón–Madrid, las vueltas son Madrid–Gijón con llegada a las 12,17 y Castellón- Madrid-Gijón con llegada a las 20,41. Seguimos sin tener las otras dos relaciones con Madrid y Madrid-Alicante y con Barcelona. Esperemos que se cumpla la noticia dada por Renfe y que la pandemia  permita recuperarlos para el verano. Con esas relaciones los asturianos tenemos imposible el poder realizar viajes a la capital del reino sin tener que pernoctar en Madrid para poder solucionar los problemas que tengamos. Lo lógico es que la relación Gijón-Madrid debería tener otros horarios para poder ir a Madrid y volver en el día.

En cuanto AM estamos de forma similar. Nos faltan trenes de cercanías y los dos trenes de media distancia a Santander y a El Ferrol, que esperamos recuperar también como los de AV-Larga Distancia, así como algunos trenes de cercanías de San Juan de Nieva-El Entrego en AC.

Y seguimos esperando por el tren de gas licuado (GNL) o de pila de hidrogeno.

Junto con todo esto tenemos que a lo comentado hay que unir la falta de personal tanto en Adif, como en Renfe, que hace que la puesta a punto de las infraestructura vaya más lenta de lo aconsejable y en el área de circulación la falta del personal ya está llegando a los Puestos de Mando y a las Estaciones. En Renfe al tener un material muy envejecido y en tanto en cuanto no lleguen los nuevos trenes tan cacareados por los medios de comunicación, estaremos varios años todavía sin ellos, tendremos que seguir parcheando el actual parque de vehículos ferroviarios y se están haciendo milagros con una plantilla escasa y envejecida en los talleres así como en el resto de servicios de la operadora además de que la COVID 19 ha empeorado las entradas de personal al retrasar más si cabe las Ofertas de Empleo Público (OEP) en las dos empresas.

Lo que necesitan Asturias es que se cumplan de una vez por todas las promesas que nos vienen haciendo desde hace mucho, pero mucho tiempo, como son:

  • La Variante de Pajares para acabar con el aislamiento y poder conectar con Madrid en tres horas y media, conectando también con el resto del país desde allí.
  • Que se termine de una vez la estación intermodal de Gijón que no es solo beneficio para Gijón sino para toda Asturias por la importancia de la ciudad dentro del Principado.
  • Que acaben el soterramiento de Langreo que sería ganar en esa Cuenca del Nalón tanto en movilidad sobre Gijón, como sobre Oviedo.
  • Que hagan el soterramiento de Avilés o la variante del trazado, para liberar a Avilés de las vías tanto de AC como de AM.
  • La variante de Villabona para rebajar los tiempos de viaje de Oviedo a Gijón.
  • Realizar los accesos a la Zalia de Serín para los trenes de mercancías.
  • Hacer el by pass de Villabona para unir Gijón con Avilés para facilitar los tráficos de mercancías entre Trasona y Poago y la Zalia cuando funcione.
  • Que hagan de una vez la doble vía Gijón-Laviana, Baiña-Collanzo, El Berrón- Cabezón y Gijón-Avilés-Cudillero para que el AM pueda acortar los tiempos.
  • Que electrifiquen los trayectos que todavía están sin electrificar en AM y que doten de bloqueo automático a toda la red asturiana de AM.

Como se puede ver hay mucho todavía que hacer en Asturias en el área de las infraestructuras por parte de Adif para poder tener un ferrocarril del siglo XXI.

Y por parte de la Renfe Operadora, además de poner en circulación todos los trenes que había antes de la Pandemia en el ámbito de las cercanías tanto de AC como de AM, debería reorganizar los horarios y servicios de sus trenes, tener más flexibilidad ante el corsé de las Obligaciones de Servicio Público (OSP), realizar de una vez la unificación del sistema tarifario de núcleo de cercanías de Asturias de AC y AM, hacer una apuesta por la intermodalidad general de los servicios que tenga como eje vertebrador en el área central al ferrocarril, con la respectiva coordinación con el Consorcio de Transportes de Asturias (CTA).

En AV-Larga Distancia además de recuperar todas las relaciones suprimidas por la pandemia debería retornar el tren directo Gijón-Cádiz y así como crear otra relación directa Gijón-Málaga, sin olvidar solicitar que los nuevos trenes denominados Avril de rodadura desplazable, como los Alvias actuales, que están en fase de construcción, que también los veamos funcionando por Asturias, mientras llega el AVE, si llega.

En Mercancías realizar la estación intermodal en la Zalia y potenciar el tráfico de los puertos Asturianos por ferrocarril.

En resumen esto sería poner a Asturias, ferroviariamente hablando, en el siglo XXI, contando además que el ferrocarril es el medio de transporte más eficiente desde el punto de vista energético y ecológico.

Pin It on Pinterest

Share This
X