Manuel Mata Machado, expresidente de la Sociedad Cultural Gijonesa

El 1 de noviembre de 1993 fallecía Juan Ángel Rubio Ballesteros, una de las personas más emblemáticas de la Sociedad Cultural Gijonesa, Presidente de la misma durante 17 años divididos en dos periodos: desde el 31 de enero de 1970 hasta el 28 de enero de 1981 y desde el 26 de febrero de 1987 hasta su fallecimiento y, lo más importante, el aglutinador del espíritu de la citada entidad.

La vida de Rubio fue una lucha constante como defensor de las causas justas y de los más débiles, profesional generoso, amigo de sus amigos, luchador que sitúa en primer lugar la defensa de la libertad y la igualdad en unos momentos en los que defender estos valores suponía arriesgarlo todo. Él formó parte de una generación que, desechando el resentimiento, el odio y la venganza, contribuyó muy generosamente a restaurar el régimen democrático en el que vivimos, a pesar de que, evidentemente, no satisfacía sus aspiraciones.

En 1994 la asamblea general de socios de la Cultural decidió, para mantener vivo su recuerdo, convocar, con carácter anual, el “Premio Juan Ángel Rubio Ballesteros” con el fin de “premiar a una persona o colectivo que, con su trabajo en la ciudad de Gijón, haya desarrollado los sentimientos de respeto a los derechos humanos preservando el principio básico de igualdad y defendiendo los conceptos éticos y morales que dignifican a la persona”.

El espíritu de este premio, es reconocer la labor de  personas o entidades que, entregadas a la colectividad, luchan por alcanzar el sueño de una sociedad más justa, libre e igualitaria.

Con frecuencia el tiempo ejerce como una losa sobre la adormecida memoria colectiva y se hace necesario, aunque sea brevemente, hacer un esfuerzo para recuperar aspectos de nuestra historia y así evitar su olvido como consecuencia de esa especie de pacto social en el que nos quieren hacer caer, como si por el hecho de disfrutar del régimen de libertades del que disponemos tuviéramos que olvidar nuestro pasado reciente.

El Premio Ángel Rubio Ballesteros tiene que servir para sacar a la luz  algunos retazos de nuestra historia y fijarlos en nuestra memoria, ya que, pese a su proximidad en el tiempo, corren peligro de olvidarse.

Este año se convoca la XXVII edición del premio.

A continuación recordamos a los premiados en anteriores convocatorias.

1994 – Horacio Fernández Inguanzo

1995 – Coordinadora Asturiana por la Insumisión

1996 – María de las Alas Pumariño

1997 – Luis Redondo Álvarez

1998 – Trabajadores de Naval Gijón

1999 – Asociación Alfonso Camín

2000 – Comité de Solidaridad con América Latina (COSAL)

2001 – Manuel Alonso González, alias “Manolín el de Leorio” en representación del Colectivo de guerrilleros, fugaos y enlaces de Asturias.

2002 – Foro de La Calzada

2003 – Gerardo Iglesias Argüelles

2004 – Gijón una ciudad para todos

2005 – Ateneo Obrero de Gijón

2006 – Covadonga Donate, una de las fundadoras del Albergue Covadonga.

2007 – Casimiro Bayón y Victorino González, sindicalistas.

2008 – Luis Cayetano Ardavin

2009 – Aquilino Gómez, Honorina Álvarez Marrón, Juan Manuel Martínez Morala y Cándido González Carnero.

2010 – Familias de Amigos del Sahara.

2011 – Carmen García García

2012 – Colectivo de Mujeres del Carbón en Lucha y Francisco Prado Alberdi.

2013 – María Teresa “Belité”

2014 – Charanga Ventolín

2015 – Mujeres de IKE

2016 – Colectivo Luciano Romero

2017 – Xunta pola defensa de la Llingua Asturiana

2018 – Anita Sirgo Suárez

2019 – Asociación Asturiana de Solidaridad con el Pueblo Saharaui

 

Pin It on Pinterest

Share This
X